Bentley Continental GT: Integración de Stinger Card

Siempre pregonamos que los detectores de radar Stinger son un gama alta de lo mejorcito, si no lo mejor, del mercado por calidad y fiabilidad.

Decenas de coches de más de 200.000 euros se modifican cada mes con estos sensores solo en Barcelona.

Es más, llegué a ver un Ferrari 458 Italia entrando en el garaje de un especialista para instalarse un sistema de detección de radar Stinger Card.

Pero hoy traigo algunas capturas de la instalación en un Bentley Continental GT.

Ambos son coches de muy alta gama que solo permiten en su interior material de primera calidad acompañado de una instalación minuciosa y unos acabados perfectos.

Un vehículo que dado su precio final precisaba de una integración exquisita y de un material que fuera número uno en el mercado.

El Stinger Card es un producto con un gran potencial escondido dentro de su sencillez y minimalismo.

Fiable, de dimensiones reducidas, actualizable, homologado y cientos de cualidades más son los argumentos que han permitido que un propietario de un coche de más de 260.000 euros lo acepte en su interior.

Bently Continental con Stinger Card

Deja un comentario