La guía sobre coches tuning que los diseñadores del GTA no quieren que leas

El coche tuning y sus excesos son cosas del pasado, pero aún existe un sano interés de los usuarios por personalizar sus vehículos o por entrar en el mercado de la compra-venta de coches tuneados.

En este artículo vas a aprender absolutamente todo lo que hay que saber acerca de la historia del tuning y su actualidad en el mercado español.

También todos los aspectos importantes sobre el Real Decreto que regula la modificación de vehículos con piezas homologadas.

Además, si te quedas hasta el final, he preparado una sección muy nostálgica que te arrancará alguna que otra sonrisa.

¡Encendemos motores!

Qué es el tuning

Hoy en día, hablar de tuning, es hablar de aplicar mejoras a cualquier aparato que no viene de serie con tales prestaciones.

«Esto está tuneao».

Una expresión que ha pasado a formar parte de nuestro vocabulario cotidiano.

Se hace tuning a todo, a un coche, una moto, un ordenador, una consola, un robot de cocina (en serio, se puede jugar al DOOM), un aparato de aire acondicionado, etcétera.

Es más, puedes saber si un dispositivo es popular y tiene éxito, en función de cuanto tuning están haciéndole los usuarios.

Y, de hecho, la domótica, esta vertiente comercial que hará que todo se controle remotamente en el hogar, a día de hoy no es más que el tuning de un piso o casa con diferentes módulos que instalar.

Millones de hogares se han construido y se construyen sin la domótica en mente y hay que adaptar lo ya existente para beneficiarse de los avances tecnológicos.

La tecnología siempre adelanta por la derecha a todos los productos, y en cuanto estos han pisado el mercado, ya están obsoletos.

Por otro lado, un dispositivo para el consumo o un vehículo, siempre busca satisfacer a un público cuanto más generalista mejor, para poder vender a más clientes; pero si quieres algo personalizado y completamente a tu gusto, siempre vas a tener que modificarlo pieza a pieza hasta que se aproxime a tu ideal.

Así surge el customizar todo, palabro españolizado desde el término anglosajón «customize», que la RAE no recoge pero que se utiliza ampliamente en internet y significa «personalizar».

Porque claro, como la mayoría de las modas, todo esto se origina en los Estados Unidos de la década de los 50, y no se llamaba tuning, sino «Custom».

Si bien aquí ya habíamos hecho nuestros pinitos «tuneando» los maleteros de los 600, entre otras cosas, no es hasta unas décadas más tarde que la práctica estalla a todos los niveles.

En concreto en los 90, procedente de Alemania, y popularizado como «Tuning».

Qué ha sido del fenómeno tuning

Era una locura.

Yo ni siquiera podía aspirar a tener una moto, y menos aún un coche; mientras, había tribus urbanas viviendo por y para sus vehículos.

En cada barrio.

Revistas tipo Maxi Tuning inundaban los ya extintos kioskos a pie de calle, se anunciaban festivales a lo Madrid Tuning Show en la tele, conciertos, programas de entretenimiento y todo tipo de eventos dedicados a la modificación extrema de tu coche recorrían el país.

Toda esta moda coincidió con la época de bonanza en el sector de la construcción y el turismo, y cualquier joven que se lanzase a trabajar como camarero o albañil podía gozar de un sueldo de entre 2000 y 3000 euros (impensable a día de hoy en la época del mileurismo).

No era difícil ver circulando por la calle a un coche cuánto más excéntrico mejor, que ridiculizaba a los vehículos que salían por la tele cuando retransmitían un Rally:

  • Equipos de música que costaban más que algún coche completo que he tenido.
  • Tubos de escape que podías oir rugir en kilómetros a la redonda.
  • Alerones y faldones de un tamaño que ruborizaba a Carlos Sainz.
  • Llantas sobre las podías afeitarte por la mañana si ibas con prisa.
  • Carrocerías completamente ocultas por pegatinas, vinilos y una capa de pintura lo más llamativa posible.

Todos querían ser diferentes, era una cultura como puede ser la del tatuaje o la moda alternativa, pero aplicada al coche, el bien más preciado de un joven de entre 18 y 35 años.

Ahora te representa el smartphone que utilizas, por aquel entonces te definía el coche que tenías.

Y dado el coste de cada uno de los componentes, era un industria que movía cientos de millones de euros sin despeinarse.

Hasta que la burbuja inmobiliaria estalló, la crisis financiera afectó a todo el mundo y ese mercado se hizo insostenible, tanto para usuarios como para pymes cuando bajó la facturación.

Para acabar de darle puerta, el Real Decreto 866/2010, del 2 de Julio de 2011, apareció para regular las modificaciones que pudieran hacerse en un vehículo matriculado y legalmente autorizado a circular por carretera, cuya mayoría a todas luces eran descompensadas e inseguras.

Casi una década después, el tuning excéntrico y extremo ya no es más que otro recuerdo de aquella época.

Pero el tuning en los coches no ha muerto. ¿O sí?

¿Es legal tunear mi vehículo?

Puedes modificar tu vehículo como te plazca y nadie puede impedírtelo.

Lo que no es legal es circular con esas modificaciones si no están homologadas por el fabricante y permitidas por ley.

Y, claro, olvídate de las burradas que se le ponían a los coches en los 90.

El Real Decreto original fue actualizado en 2014 y, a grandes rasgos, lo que viene a decir es que puedes cambiar partes de tu coche siempre y cuando se garantice que tras realizar las modificaciones pertinentes, éste sigue siendo tan seguro como cuando salió de fábrica y no contamina más.

Como ves, el tuning ahora está muy regulado y es muy ligero, pero la personalización existe.

Ha derivado en lo que popularmente se conocen como modificaciones de rendimiento o, si vas un poquito más en serio, preparaciones racing.

Y las excentricidades han quedado para empresas y particulares con mucha pasta que se pueden permitir lidiar legalmente con todo esto o simplemente mantienen coches que irán a parar a exhibiciones o circuitos cerrados.

Qué no puedo ponerle a mi coche

Básicamente cualquier elemento que ponga en peligro a los ocupantes del mismo, al conductor y a los viandantes.

Algunos son de sentido común, y otros de sentido de la no-homologación de tu marca de automóvil.

Por ejemplo:

  • Un volante sin airbag y/o con un 10% más de diámetro.
  • Faldones, alerones o llantas que contengan elementos punzantes o aristas.
  • Asientos de dimensiones y diseño no homologados.
  • Faros que superen los puntos de luz máximos que aparecen indicados en las luces de serie.
  • Faros de Xenon sin un sistema de autonivelación y lavado o certificación de la marca.
  • Un escape que aumente la sonoridad y geometría del de fábrica.
  • Neumáticos con un diámetro mayor o menor del 3% con respecto a los de serie.
  • Cinturones de seguridad en las plazas traseras de los coches de hace más de 20 años que no los llevaban (la reforma es de una envergadura tal, que no se podría garantizar después la rigidez estructural).

No es tontería alguna, ya que si te vieses involucrado en un accidente que te causase daños a ti mismo o a otra persona por culpa de este tipo de piezas no homologadas, se considera que es conducción temeraria, y ello acarrea penas de cárcel.

Y a nadie le hace gracia ir a la cárcel por estamparse contra una farola mientras el coche llevaba unas llantas no homologadas.

Qué puedo instalar en mi coche sin preocuparme por la ITV

Sigue habiendo muchos elementos que puedes instalar o modificar sin tener que pasar la ITV solo para homologarlos y que además tampoco provocarán que no pases la ITV correspondiente cuando toque:

  • Un reproductor multimedia diferente al original.
  • Un kit de manos libres bluetooth.
  • Sensores de ayuda al aparcamiento.
  • Unas barras portaequipajes en el techo.
  • Barras de refuerzo y unión entre las torretas de suspensión.
  • Pomo de la palanca de cambios (salvo que sea como el de Mad Max: Fury Road)
  • Embellecedores de luces de alumbramiento y señal, siempre y cuando no afecten a la emisión de luz.
  • Embellecedores para la carcasa de los retrovisores, siempre que no resten visibilidad.
  • Retrovisores auxiliares.
  • Faldas para las ruedas, si no tienen aristas o sobresalen más de la cuenta.
  • Molduras en la carrocería (pero no en el frontal paragolpes).
  • Deflectores de aire en las ventanillas.
  • Tinte en las lunas traseras.

Cualquier otra pieza que instales en tu vehículo, ya sea interna o externa, debe estar homologada por el fabricante.

Si no lo está, es casi imposible que pases una ITV, y por tanto no podrás circular con ella instalada en tu vehículo.

Salvo que realices una homologación individual de tu coche. Como veremos en el siguiente apartado.

Cómo homologar un vehículo

Si después de todo esto sigues empeñado en circular con tu coche tuning, puede que estés en una de estas situaciones:

  1. Alguna pieza que vas a instalar en un coche -o todas- no está homologada por el fabricante, pero crees que no es ilegal circular con ellas porque no son peligrosas y no afectan a la seguridad ni contaminan más.
  2. Ya tienes un coche modificado desde antes de que entrase en vigor la normativa, y lo tienes parado sin circular ni pasar la ITV, porque sabes que te lo rechazarán.
  3. Vas a comprar un vehiculo customizado de segunda mano, ya sea un coche, una caravana, o una furgoneta camperizada que no está homologada y no te garantizan que puedas circular.
  4. Quieres importar un vehículo desde fuera del Espacio Económico Europeo.

Bien, pues aún es posible que puedas circular con tu futuro medio de transporte tuneado, o con el antiguo.

Para ello tendrás que realizar una homologación individual del vehículo antes de matricularlo.

Que es la homologación individual

Es el proceso que va a certificar si tu coche en concreto, no como parte de una fabricación en serie, sino como un vehículo único, particular, con una serie de prestaciones ya incluidas y otras añadidas, cumple con los requisitos del real decreto y las normativas europeas.

A grandes rasgos, es como un peritaje privado que dictamina que tu coche está apto y que te convertiría a ti en una especie de fabricante doméstico legal o representante del mismo.

Todo esto es un proceso administrativo y técnico que lleva su tiempo, y que como te habrás imaginado, no es barato.

Las empresas homologadoras manejan precios en torno a los 1500 euros para la homologación individual de un coche, moto o camión. Si tienes que homologar un remolque o caravana, calcula unos 1000 euros. Precios orientativos, por supuesto.

También tiene daños colaterales, y es que las aseguradoras probablemente te cobren más cara la póliza de un coche homologado individualmente (como hacían con los coches tuneados).

Cómo tramitar la documentación de la homologación individual

Tendrás que presentar la siguiente documentación para comenzar los trámites administrativos.

En el caso de particulares:

  • Datos personales y fotocopia del DNI o NIE.
  • Tarjeta técnica del vehículo, tanto si es comunitario como extracomunitario.
  • Factura de compra o un contrato de compra venta legal.
  • Todas las fotografías que se te soliciten del vehículo.

Si eres un fabricante, además de toda la documentación relativa a la Sociedad, tendrás que facilitar cualquier otro dato que te soliciten en relación a los siguientes trámites adicionales de los que ellos también se encargan:

  • Ficha reducida de características técnicas.
  • Memoria técnica del vehículo.
  • Informe de idoneidad de primera fase o acuerdo de idoneidad multifásica.
  • Inscripción en el Registro de Firmas de Fabricantes de Vehículos (RFFR) del Ministerio de Industria.
  • Certificado de Conformidad de Producción (COP) en la Unidad de Certificación del Automóvil (UCA).

Una vez la empresa homologadora ha recibido la documentación, un ingeniero acreditado o una ITV asociada, revisará la homologación y el vehículo para dictaminar su validez.

Qué pasa si hago tuning sin homologar

Si te quieres aventurar a realizar las customizaciones en tu coche sin pasar la ITV ni abonar la homologación, tienes que saber que si circulas con ellas te expones a serios riesgos que te saldrán, de lejos, mucho más caros que los 300 – 1000 euros del tuning (según las partes implicadas):

  • Si en un control de la Guardia Civil, ésta detecta que hay en tu vehículo algún componente no homologado (muy fácil de descubrir al comprobar la ficha técnica), te multarán con una cantidad no inferior a los 200 euros, y además podrían inmovilizar tu vehículo (con las consiguientes molestias y gastos posteriores adicionales).
  • Si tienes un accidente, tu seguro no lo cubrirá, al llevar el coche componentes no homologados.
  • Es ilegal desmontar las piezas antes de pasar la ITV para volverlas a montar después de pasarla, y te podrían sancionar por ello y denegar la inspección técnica.
  • Serán imposibles de legalizar las piezas de marcas blanca procedentes de Asia, por lo que si compras para ver qué tal son y probarlas, ten en cuenta que estás tirando el dinero si pretendes circular con ellas.

Vender un coche tuning

Puede que estés en una situación incómoda con tu coche modificado y nada de lo anterior te convenza porque no quieres gastar más tiempo y dinero en él.

Además te vendría bien obtener cierto beneficio ecónomico con su venta.

Entonces te vas a enfrentar a una situación un poco más compleja de lo normal en función de cuánto y cómo hayas personalizado el vehículo.

Casi nadie quiere comprar algo acondicionado al 100% al gusto de otra persona, así que si vas a venderlo a un particular, más te vale que tengas muchos contactos en el mundo del tuning y/o buenos amigos con gustos similares en busca de un coche como el tuyo.

Es cierto que alguien al que le gusta tanto el mundo del motor como para dedicar extensivo tiempo y dinero a la customización de un coche, suele cuidar su propiedad con un mimo reseñable.

Y eso es muy valorado y apreciado.

Pero hoy día, con la abrumadora oferta de vehículos nuevos y sus rebajas puntuales, es difícil que el usuario medio que vaya a invertir un dinero considerable en un coche se vaya al mercado de segunda mano a por un coche tuning, a pesar de que se encuentre impecable.

Al final tendrás que tomar una decisión:

  1. Invertir mucho tiempo hasta encontrar a alguien que adore tus modificaciones y acepte pagar el precio que consideras justo por tu juguete.
  2. Vender el vehículo de forma inmediata a una empresa especializada, intentando llegar a un acuerdo entre tu tasación y la suya. Puede que obtengas menos dinero del que tenías pensado, pero habrás ganado en tiempo y ahorrado en quebraderos de cabeza.

Si estás más bien en el segundo punto, te recomiendo que te pases por la sección de Vender Coche Tuning de Autolan, donde vamos publicando las mejores opciones para vender un coche tuning que encontramos en el mercado:

Venta a un particular vs Venta a un revendedor

Tanto si vas a vender como a comprar un coche modificado, te interesa echar un vistazo a esta comparativa para comprender rápidamente los puntos fuertes y débiles de la transacción.

Venta a particulares

  • Elevado tiempo de negociación.
  • Incertidumbre sobre la seriedad de la otra parte.
  • Precio de venta potencialmente más alto.
  • Pruebas que requieren múltiples desplazamientos y tiempo de gestión.
  • Tramites de gestión y papeleo a tu cargo.
  • Te expones a estafas.
  • Si poco después algo va mal en el coche, el comprador te pedirá explicaciones.

Venta a especialistas

  • Negociación inmediata.
  • Seriedad de una empresa dedicada al negocio.
  • Precio de venta algo más bajo (10 – 20%).
  • Todas las pruebas se hacen in situ y no conllevan más de 30 minutos.
  • Se encargan de toda la gestión.
  • La estafa es altamente improbable.
  • Una vez vendido, ya no es problema tuyo lo que ocurra, nadie te molestará.

En general, la gran ventaja de vender a un revendedor es que ganas tiempo y evitas los «problemas» de la venta entre particulares, que conlleva mucho más trabajo.

No oculto que soy un gran defensor de la venta de coches a especialistas, me parece la solución más rentable, porque valoro mucho mi tiempo.

Lo ideal es que hagas cálculos y descuentes el plus que sacarás por vender tu coche a un particular (¿quizá 1000 euros más? ¿2000?) y le restes la gasolina, gastos de tramitación, y el consumo de tu tiempo, para ver si de verdad te sale más rentable que llevarlo a un especialista de la compra-venta.

Páginas especializadas en anuncios de compra-venta de coches

Si no te convence vender el coche a una empresa de compra-venta, tienes más opciones para encontrar un comprador a través de internet, y éstas son las webs especializadas de anuncios.

Estas marcas no van a comprar directamente tu coche, pero se han establecido como el marketplace online donde encontrar toda la oferta y demanda de coches del país, tanto profesional como particular.

Autoscout

autoscout compra venta de coches tuneados tuning

Una web muy directa y limpia con bastantes opciones de filtrado. En portada, bien accesible, tienes un primer panel donde hacer una búsqueda bastante precisa por los parámetros más típicos. Hay una buena base de datos de anuncios y puedes encontrar de todo.

Para vender, como suele ser normal, tienes que crear una cuenta. El proceso de creación de un anuncio es intuitivo y Autoscout te lleva de la mano, haciéndote introducir paso a paso todos las características fundamentales del vehículo.

No hay opciones específicas de personalización, como en ninguna de las webs que mencionaré después, así que deberás explicarlo todo claramente en el cuerpo del anuncio.

Autocasion

autocasion compra venta de coches tuneados tuning

Autocasión es una de las mas populares para los anuncios de compra-venta de coches. Están especializados en la venta de los vehículos más típicos, y es lo que más potencian desde que accedes a su página principal.

Se nota a la hora de crear el anuncio, pues lo puedes cumplimentar por completo y al final crear una cuenta de usuario al mismo tiempo.

Lógicamente viven de las funciones premium ofrecidas para los anuncios, pero de manera gratuita puedes publicar hasta dos de ellos y estos permanecerán activos durante 4 meses.

Coches.net

coches.net compra venta de coches tuneados tuning

Es el marketplace online de los coches nuevos y de segunda mano por excelencia. Si el anuncio no está en coches.net, prácticamente estás a un 25% de visibilidad.

La publicación es gratuita para particulares y el panel de creación de un anuncio es completísimo. Soporta arrastrar y soltar para las imágenes y te va indicando con un medidor la calidad de tu anuncio, monitorizando la información que vas agregando o no, incluidas las fotos.

Hay muchos pequeños detalles por los que es la mejor, pero si tengo que decir un motivo que destaque por encima del resto es la aplicación móvil. Las tres mencionadas aquí disponen de ella, pero ninguna puede compararse a la de coches.net.

Sin duda es la que mas ha invertido en esto y funciona genial, prácticamente puedes tener controlada la actualidad del mercado de primera y segunda mano desde ahí.

Por otro lado, este portal también es una de las principales fuentes de información sobre el mundo del motor, con actualidad, interesantes artículos, reviews, e incluso un canal de youtube muy potente que es una entidad en sí mismo con 500.000 seguidores.

Otras páginas de compra-venta y segunda mano.

Estas aplicaciones se han convertido en los «periódicos con anuncios clasificados» de la era actual.

Si quieres visibilidad y posibilidades de encontrar a un comprador sin recurrir a los sitios especializados, otra opción es publicar un anuncio en las webs más conocidas para este tipo de transacciones entre particulares.

Vibbo

vibbo compra venta de coches tuneados tuning

Antiguamente conocida como segundamano.es, se relanzó con aplicación móvil rebautizada como Vibbo.

Sinceramente, creo que el rebranding le perjudicó bastante y la gente todavía la busca con el nombre anterior o no sabe qué es eso de Vibbo.

A su favor, está menos saturada que otras aplicaciones, por lo que puede ser un lugar tranquilo con menos competencia para vender.

Aún así, a día de hoy, se pueden encontrar hasta 76.000 anuncios de particulares vendiendo coche en Madrid (para que te hagas una idea, logicamente en Alcafrán habrá bastantes menos). Lo que quiere decir que hay bastantes compradores y, de vez en cuando, alguno interesado en un coche modificado.

Mil Anuncios

milanuncios compra venta de coches tuneados tuning

Mil Anuncios es uno de los portales de venta de segunda mano donde más oferta puedes encontrar, tanto para vender como para comprar.

455.509 ofertas clasificadas (sin filtrar por provincia) en toda España sobre coches.

Todo está mejor organizado que en Vibbo, pero también, al ser más popular hay más morralla y posibilidades de estafa.

Además tienen muchas más opciones de filtrado de contenido y puedes buscar en detalle las características del coche que te interesaria comprar.

Wallapop

wallapop compra venta de coches tuneados tuning

¿Qué decir de Wallapop?

Es a día de hoy el sitio de compra-venta de segunda mano más popular en internet.

Si no estás aquí, no estás llegando a miles de posibles personas interesadas en tu localidad.

Principalmente, porque hace del móvil su centro neurálgico mejor que nadie, y convierte el proceso de subir a la red el artículo que quieres vender en algo muy fácil e inmediato.

La parte más negativa es que, como todo el mundo la usa en el móvil y las notificaciones push de la app a veces fallan, puede pasar que tengas problemas de comunicación que te hagan perder oportunidades.

La popularidad también se vuelve en su contra, porque es donde más anuncios falsos y poco serios vas a encontrarte, y tendrás que separar constantemente el grano de la paja.

Además, si vas a vender, serás acosado por todo tipo de personajes consume-tiempo no realmente interesados en comprar tu coche, pero que hacen mil preguntas y te marean; o bien por pymes intentando atraerte a sus negocios para su conveniencia.

El coche tuning en la cultura popular

El concepto de tuning lleva apareciendo en la cultura popular desde hace muchos años, hasta la actualidad.

Y muchos de los medios de transporte que dabamos por sentado en la ficción eran realmente vehículos tuneados para la ocasión. Coches, motos, caravanas, camiones… por los que la gente hoy día paga al fotografiarse en réplicas.

De hecho, las series y películas de los 80 ya anticipaban la fiebre por el túning que estaba por llegar a España.

Ponte la gorra nostálgica porque vas a salir de aquí deseando revisionar alguna de estas.

Los Cazafantasmas (Ghostbusters)

El mítico coche de los Cazafantasmas, ECTO-1 en la ficción, era un Cadillac del 59 que se había usado como ambulancia en alguna ocasión y que se tuneó para la película.

coche cazafantasmas cadillac ecto-1 tuning tuneado ambulancia 1959

El Coche Fantástico (The Knight Rider)

David Hasselhoff conducía a KITT, un Pontiac Firebird Trans-Am V8, con un tuneado interior hasta las trancas y el famoso tuning exterior de la luz roja que se mueve de un lado a otro y que tanto se ha replicado en coches modificados (ahora es el intermitente de muchos utilitarios actuales).

Para colmo, su base de operaciones junto a Devon era un camión-trailer (y también decorado falso) que hacía del tuning un modo de vida.

Además, en esa misma serie también estaba KARR, el prototipo y antagonista de KITT que se utiliza para intentar acabar con él bien avanzada la trama.

No es un coche, pero no puedo dejar de nombrar a Garth Knight, el eternamente risible «hermano gemelo» de Michael Knight con bigote, en este listado.

knightrider kitt coche fantastico tuning luz david hasselhoff michael knight tuneado pontiac firebird v8

El Halcón Callejero (Street Hawk)

Como un intento por replicar el éxito de The Knight Rider pero con una moto (que me servirá para ilustrar el ejemplo del tuning en vehículo de dos ruedas), surgió El Halcón Callejero que, bueno, pues eso, iba de una «Moto Fantástica» tuneada.

Como curiosidad, me acabo de enterar de que en esta serie de 1985 aparecían actores como Christopher Lloyd (Regreso al Futuro) o un tal George Clooney.

street hawk halcon callejero tuning moto series el condor

Regreso al Futuro (Back to the Future)

Mi favorito absoluto es la máquina del tiempo de Marty Mcfly y el Doctor ese loco que también salía en Street Hawk.

Este DeLorean DMC-12 tuneado y la leyenda detrás de su marca (que hoy día nadie recordaría de no ser por esta saga) darían para escribir un artículo entero (y quizá lo haga), la historia de su concepción y fracaso comercial es interesantísima.

delorean dmc 12 back future regreso futuro maquina tiempo marty mcfly doc emmet brown biff tunen elisabeth sue

Dos tontos muy tontos (Dumb & Dumber)

Ya en los noventa, en concreto en 1994, había un coche que me traumatizaba, y este era el que salía en la película de los hermanos Farrelly, con Jim Carrey y Jeff Daniels.

Qué menos que compartir mi trauma aquí contigo, para que también se te quede en la retina esta aberración de coche-perro que aparecía en esta desternillante cinta.

Debajo de todo ese peludo tuning (que por cierto he visto que fue replicado en coches de todo tipo), se encontraba una Ford Econoline, que será la representante de furgonetas tuneadas en Autolan.

ford econoline dos tontos muy tontos furgoneta perro dumb dumber tuning coche pelo

La Familia Monster (Munster Family)

Munster Koach, el ejemplo más veterano de todos los presentes.

El coche fúnebre tuning inspirado en un Hot Rod de esta serie de los años 60, ya era un ejemplo de customización a lo bestia, nunca mejor dicho.

Hoy día está expuesto en el museo Volo Auto de Chicago.

coche funebre tuning tuneado monster familia family munster hot rod 60 negro

A Todo Gas Saga (The Fast and the Furious)

De vuelta al presente, había que mencionar esta saga que es para los canis «El Padrino de las películas de tuning», y un ejemplo de que los coches customizados nunca dejarán de tener tiron para los aficionados y amantes del motor.

fast furious todo gas paul walker vin diesel coches tuning saga

Mad Max Saga

La película original y sus secuelas ya eran icónicas, y las dos primeras en concreto me impactaron muchísimo cuando era un chaval.

Pero es uno de esos pocos casos en que la película más reciente pega un zarpazo y se carga a todo lo que había detrás superándolo con creces.

Mad Max: Fury Road y su mega-trailer tuneado, su mega-persecución como hilo conductor de toda la película, sus mega-interpretaciones y escenas de acción sobre ruedas imposibles, y su mega-LEGADO como la película con vehículos tuning más guapa de toda la historia, para mi no tiene rival.

Tuneando el final

Con este toque de humor y nostalgia termino está guía sobre el estado del coche tuning en España.

Espero que te haya sido útil y puedas encontrar en esta web soluciones a tus problemas, productos que te resulten interesantes o formas de sacar rentabilidad de tus coches presentes y futuros.

En resumen:

  • Es legal modificar vehículos en España, pero siempre mirando por la homologación, la seguridad y la no-contaminación.
  • Puedes conseguir partes homologadas para tu vehículo e instalarselas sin ningún problema, es posible pasar la ITV si tienen luz verde del fabricante.
  • Nunca es una buena idea hacer caso omiso a la ley, y circular con un coche que tiene partes no homologadas, principalmente por tu seguridad y la de los demás.
  • Puedes realizar una homologación individual de tu coche, moto o furgoneta, y conseguir el permiso si todo está orden.
  • Hay muchas formas de contactar con potenciales compradores de tu vehículo tuning en la red, no estás solo.
  • Siempre puedes tirar de especialistas y vender tu viejo coche en casas de compra-venta serias por una buena cantidad.